Saltar al contenido

Hipoacusia: Qué es, causas y tratamientos

Rate this post

La hipoacusia o sordera es la disminución de la sensibilidad o capacidad de escuchar sonidos en uno o ambos oídos. Los síntomas suelen variar en función de la edad y la causa, pero los más comunes son:

  • Percibir sonidos demasiado fuertes sin que en realidad lo sean.
  • Dificultad para seguir conversaciones cuando dos o más personas están hablando.
  • Dificultad para diferenciar sonidos agudos entre sí.
  • Menor dificultad para escuchar las voces de los hombres que de las mujeres.
  • Mareos o sensación de pérdida del equilibrio.
  • Sensación de presión en el oído.
  • Ruido o zumbido en los oídos.

Causas de la hipoacusia

Existen distintos factores que pueden provocar una pérdida parcial de la audición.

  • Cerumen. La acumulación de cerumen o también llamada «cerilla», es la causa más común y en muchos casos no supone un problema grave.
  • Edad. Los adultores mayores de 65 años pueden sufrir .
  • Infecciones. Bacterias y virus pueden dañar el oído, además de la otitis infantil no tratada.
  • Lesiones. Lesión en el conducto auditivo interno o externo.
  • Ruido. La exposición constate a ruidos fuertes puede generar una pérdida auditiva.
  • Factores hereditarios. El gen conexina-26 puede ser un factor de riesgo hereditario.
  • Otosclerosis. Los huesos del oído medio son afectados perdiendo movimilidad lo que reduce la eficiencia en la trasmisión de las vibraciones.
  • Agentes “ortotóxicos”. Algunos fármacos, alcohol y tabaco pueden perjudicar al oído.

Es muy importante que no te autodiagnostiques y que consultes con un médico para una valoración previa.

Fisiopatología

La hipoacusia suele clasificarse por tres tipos causales: neurosensorial, de conducción, o mixta.

Hipoacusia neurosensorial. Se trata de la sordera ocasionado por lesiones en el oído interno (hipoacusia sensorial) o del nervio auditivo (hipoacusia neural). La hipoacusia neural rara vez suele recuperarse y puede deberse a un tumor cerebral que puede poner en grave peligro al paciente. Mientras que la hipoacusia senroail suele ser reversible y rara vez suele presentar un peligro para el paciente.

Hipoacusia de conducción. Su causa radica en lesiones en el conducto auditivo externo, el oído medio o la membrana timpánica. Estas lesiones impiden la conducción las ondas sonoras hacia el oído interno.

Pérdida mixta. Puede ser ocasionada por un traumatismo craneoencefálico grave, por una infección crónica o por un trastorno genético.

Tratamiento

La evalucación previa determinará el tratamiento en función del estado de gravedad del paciente. Suele incluir audífonos para escuchar mejor o un dispositivo de asistencia que le permita mejorar la escucha.

En hipoacusias más severas se puede hacer un implante de conducción ósea que transmite el sonido por medio del hueso cráneo hasta el oído dañado.