Saltar al contenido

Segle Clinical, biotecnología al servicio de la cosmética y la belleza

Segle Clinical
Rate this post

El cuidado facial y corporal es un tema cada vez más relevante para millones de personas. La industria de la cosmética y la belleza ha pasado de ser un sector tachado en ocasiones como superficial y pretencioso a ser un aliado de la salud.

En ese recorrido tiene mucha importancia el constante interés de los propios fabricantes por encontrar soluciones más efectivas y diseñadas para alcanzar mayor grado de fidelización en los consumidores. Uno de esos productos destacados son los sérums, y de la mano de Segle Clinical se introduce una novedad en su fabricación, el uso de los principios de la biotecnología.

¿Qué elemento diferencial ofrece Segle Clinical en sus productos?

Segle Clinical es una tienda online de cosmética especializada en sérums con textura ligera y de alta eficacia, basándose para ello en los principios de la biotecnología, esa disciplina que se basa en la modificación y aplicación de organismo, sistemas o procesos biológicos a aplicaciones industriales. De algún modo, la biotecnología busca sacar partido de organismos vivos para el beneficio humano.

El secreto de esta clínica es aplicar principios de biotecnología verde y azul para obtener rendimiento de los recursos que ofrece la naturaleza, echando mano de principios activos de máxima eficacia.

En Segle Clinical buscan trasladar al laboratorio algunos de los agentes activos presentes en la naturaleza, como el alga espirulina, las células madre de argán y numerosas proteínas vegetales. La denominación de biotecnología verde y azul hace referencia a sacar provecho de elementos propios del mar y los elementos vegetales.

¿Por qué tanta innovación vinculada a los sérums?

Los sérums de Segle Clinical son de probada eficacia y ofrecen una textura más ligera, y por tanto con mayor capacidad de absorción. En la web se pueden encontrar un amplio catálogo de productos cosméticos y de belleza, pero son especialmente funcionales sus serums antiarrugas potenciadas con retinol.

Estos productos se han convertido en un elemento imprescindible en cualquier rutina de belleza. Su eficacia está ligada a su propia textura, que es más ligera y con ello se alcanzan capas más profunda de la piel.

En cualquier caso, no es un producto con efecto sustitutivo, sino que es un complemento a otros cosméticos que, utilizado en una correcta higiene de cuidados, potencia todavía más su eficacia.

Los serums faciales segleclinical incorporan algunos de los principios activos de mayor eficacia presentes en la naturaleza, pero lo hacen tras un cuidado trabajo y experimentación en el laboratorio, para lograr un aspecto más cuidado del rostro.

¿Cuál es la utilidad de los sérums?

Estos agentes cosméticos no sustituyen a las cremas hidratantes, sino que potencian su efecto. Como ocurre con otros muchos cosméticos, en el mercado podemos encontrar productos con capacidad hidratante, antiarrugas, antioxidantes, despigmentantes, iluminadores y así continuar con un amplio abanico.

Esto obliga a ser muy selectivo en su elección y atender al tipo de piel y a las necesidades de cuidado. En caso de tener una piel grasa, lo más recomendado son sérums antiacné y reguladores de la grasa.

Por su parte, los hidratantes ayudan a mantener la elasticidad de la piel e impulsar el propio efecto de las cremas hidratantes. En el caso de Segle Clinical, todos sus productos están elaborados siguiendo una máxima, buscar en el laboratorio la máxima concentración de activos posible para que los cosméticos sean altamente efectivos.

¿Cuándo usar sérums, cuándo introducirlos en la rutina de cuidados corporales?

Los sérums no son productos de aplicación obligada, pero sí ayudan a recuperar vitalidad en la piel en menos tiempo. Debido a la alta variedad de cosméticos de este tipo, la dificultad radica en la elección del mismo y en el momento adecuado para su uso.

A partir de los 30 años la piel ya comienza a envejecer. Si bien esta barrera no es tan precisa, pues depende de cada persona, su estilo de vida y los achaques que haya ido sufriendo, en torno a ese lustro, entre los 30 y los 35 años, comienzan a ser bienvenidos los productos de belleza.

Si el estado de la piel es aún terso y con vitalidad, acudir a cosméticos sirve para actuar a modo de prevención. En cambio, cuando ese estado ya no es tan saludable, tocará echar mano de productos con carácter reparador.

En ambos casos, cuando hablamos de sérums, lo ideal es aplicarlos sobre la piel limpia, seca y antes de la crema hidratante, y atender a las características de cada producto, pues no es lo mismo un sérum de mañana que de noche, o antioxidante que despigmentante.

Por último, hay que cuidar mucho la cantidad de producto. Por lo general, los sérums ofrecen una textura líquida y muy absorbente, lo que invita a usar pocas gotas en su aplicación. Con solo una pequeña dosis es suficiente para preparar la piel frente a otros cuidados.