Saltar al contenido

Cirugía ocular: Qué es, pros y contras

Cirugía de ojos: Qué es, procedimientos, ventajas y desventajas
Rate this post

La cirugía ocular es una cirugía refractiva para la corrección de la miopía, hipermetropía y astigmatismo. Su función es cambiar de forma permanente la cubierta transparente en la parte frontal del ojo llamada córnea. El objetivo de la cirugía, es reducir o eliminar la necesidad de usar lentes de contacto o gafas.

La miopía, hipermetropía y astigmatismo son llamados defectos o errores de refracción y son causadas por una desigualdad entre la curvatura corneal y la longitud del ojo. En la cirugía LASIK se utiliza un láser especial de corte para cambiar con precisión la forma de la córnea para corregir estos «defectos».

¿Por qué hacer una cirugía de ojos?

¿Estás pensando en hacerte una cirugía láser de ojos? Gran parte del éxito de la cirugía depende de que el paciente comprenda perfectamente el procedimiento y que sus expectativas sean realistas. Así que antes de irte corriendo al cirujano, asegúrate de haber leído bien los siguientes puntos.

Pros

  • Mejora de la visión. La cirugía de láser de ojos es uno de los métodos más avanzados, menos riesgosos y que permiten una pronta recuperación. Su principal beneficio es, sin duda, una mejora visual evidente.
  • Seguro y rápido. Es un proceso quirúrgico que se realiza en diez a quince minutos y que generalmente, no requiere anestesia.
  • Estética. Si te resulta incómodo o no te gusta usar gafas o lentes de contacto, la cirugía refractiva puede reducir o incluso eliminar el uso de estos.
  • Bienestar y calidad de vida. Muchas de las personas con defectos de refracción, suelen omitir actividades y a sentirse incómodos ante ciertas situaciones que requieren de usar la visión. Gracias a la cirugía ocular podemos sentirnos aliviados y participar en más actividades aprovechando la mejora visual.

Contras

  • Infecciones. Como en toda cirugía, siempre existe el riesgo de una infección. Puede tener lugar la hinchazón y la inflamación.
  • Ojo seco. Al reducir la cantidad de lubricación del ojo durante el proceso de cirugía, puedes presentar ojo seco. Entre los signos, puede causar enrojecimiento, picazón y dolor. En los casos simples, puede ser alividado fácilmente con gotas y otros tópicos oculares.
  • Dolor crónico. En casos muy específicos, puede producir molestias e incluso dolor crónico. De acuerdo algunos estudios, la causa radica en el daño nervioso a la córnea.
  • Reaparación del defecto refractivo. En varios casos, pasado un periodo de tiempo vuelve a reaparecer el defecto visual, sobretodo en las miopías.

Cirugía ocular: Beneficios y contras

¿Quienes pueden hacerse una cirugía ocular?

Si tienes miopía, hipermetropía y/o astigmatismo puedes ser un candidato predilecto a este tipo de cirugía. Sin embargo, debes cumplir ciertas aptitudes físicas y psicológicos.

Aptitudes físicas

  • Ser mayor de edad. Al menos 18 años.
  • Ojos sanos. Sin infecciones ni enfermedades.
  • Graduación estable durante el último año, por lo menos.
  • La graduación debe entrar en el rango del procedimiento elegido.

Está contraindica la cirugía si…

  • Existe una historia de enfermedad autoinmune.
  • Estás embarazada o en lactancia.
  • Tienes un historial de enfermedad de la superficie ocular no controlada o de traumatismo ocular previo.
  • Tienes periodos de inestabilidad emocional.
  • Estás en tratamiento con farmacos que puedan llegar a afectar la cicatrización o la visión. Por mencionar algunos: amiodarona, isotretinoína, sumatriptán o colchicina.
  • Existe visión en un solo ojo.
  • Tienes diabetes o hepatitis C.
  • Tienes xeroftalmia (ojo seco).
  • Ciertas anomalías de la córnea (por ejemplo, queratocono u otras ectasias corneales, adelgazamiento corneal, edema, queratitis intersticial o neurotrófica, neovascularización extensa, algunas distrofias corneales).
  • Tejido corneal insuficiente para la profundidad de ablación propuesta.
  • Tienes cataratas avanzadas.
  • Glaucoma no controlado.
  • Tus expectiativas no son realistas. Tu médico debe indicarte cuales podrían ser los resultados.

La cirugía ocular puede mejorar notablemente tu calidad de vida, tu predispoción a realizar actividades, tu bienestar emocional, y por supuesto, tu visión. Toma en cuenta, que todas las cirugías siempre conllevan un grado de inseguridad y riesgos. Sin embargo, la cirugía de láser de ojos es uno de los procesos más seguros hoy en día para los errores de refracción, e incluso es recomendada por La Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA).